Sáb. Jul 13th, 2024
El presidente de Morena en la Ciudad de México, Sebastián Ramírez, El Sebas ya arrancó las reuniones con los aspirantes a las candidaturas para las Alcaldías, que no son para negociar ni dar resultados de encuestas, sino para darles un mensaje de optimismo desbordado de que los gobiernos de Morena en la CDMX y federal son los mejores en la historia, y que por lo tanto van a arrasar en las elecciones del 2 de junio. FOTO: X / Sebastián Ramírez
El presidente de Morena en la Ciudad de México, Sebastián Ramírez, El Sebas ya arrancó las reuniones con los aspirantes a las candidaturas para las Alcaldías, que no son para negociar ni dar resultados de encuestas, sino para darles un mensaje de optimismo desbordado de que los gobiernos de Morena en la CDMX y federal son los mejores en la historia, y que por lo tanto van a arrasar en las elecciones del 2 de junio. FOTO: X / Sebastián Ramírez

Mensaje Político

Alejandro Lelo de Larrea


El presidente de Morena en la Ciudad de México, Sebastián Ramírez, El Sebas ya arrancó las reuniones con los aspirantes a las candidaturas para las Alcaldías, que no son para negociar ni dar resultados de encuestas, sino para darles un mensaje de optimismo desbordado de que los gobiernos de Morena en la CDMX y federal son los mejores en la historia, y que por lo tanto van a arrasar en las elecciones del 2 de junio.

La oposición no tiene la menor posibilidad de triunfo, según Ramírez. Nada más faltó que les dijera como aquel anuncio tan sonado: “¡Únete a los optimistas… siéntete triunfador!”

Más allá de las frases gloriosas de Ramírez, en realidad los encuentros son como una sobadita previa al golpe, al aviso de que no serán favorecidos con la candidatura. Algunos les llaman reuniones ‘container’ de sombra.

La invitación a los encuentros dice: “Sebastián Ramírez cita a una reunión en Castilla 260, colonia Álamos, con el resto de las y los compañeros que se inscribieron al proceso de la candidatura a la Alcaldía… Ojo, no es para dar resultados de la encuesta aún, pero es importante asistir por favor. Sólo asisten los registrados a la reunión, sin acompañantes…”.

El lunes acudieron a su reunión los aspirantes de Azcapotzalco. Este este martes, los de la Gustavo A Madero, Venustiano Carranza y al final los de Tlalpan.

Lo que llamó la atención es que de la GAM asistieron 16 aspirantes, entre los que andaba muy contentito el senador César Cravioto, quien piensa que con el apoyo de Martí Batres ya tiene esa candidatura en la bolsa. Pero seguramente el alcalde Francisco Chíguil no va a ceder el territorio, y si no logra imponer como candidata a su esposa Beatriz Rojas, porque enfrenta fuerte oposición, acaso irá con su plan B, que es su director general de Desarrollo Social, Rubén Linares.

La reunión de Tlalpan de este martes ha sido una de las más ríspidas. Asistieron, entre otros, José Tello, Xóchitl Bravo, Carlos Hernández Mirón, Pedro Haces, Gabriela Osorio, Guadalupe Chávez. Carlos Mirón, a quien consideran el beneficiado por el dedo de Claudia, no acudió.

Uno de los reclamos en el encuentro de Tlalpan fue sobre el enfado de las bases de Morena, pues muchos se sienten lastimados por lo que consideran ya dos imposiciones, y van por la tercera. Le reclamaron a Ramírez que desplazaron a Marcelo Ebrard para imponer a Sheinbaum; hicieron a un lado a Omar García Harfuch para designar a Clara Brugada. Y en lo que toca a Tlalpan, no importa quién gane la encuesta –que en la principal va arriba Pedro Haces–, el reclamo es porque les han dicho que ya está decidido y será Ulloa. Hernández Mirón se pronunció en contra de que una encuesta defina quién será el candidato.

Ramírez negó que haya imposición alguna. Y ya de plano estalló: “El que no quiera, pues está muy grande la puerta”. Guadalupe Chávez lo dijo en su propio estilo: “El que no quiera participar, ¡a chingar a su madre!”.

Los aspirantes coincidieron en que ya urge se designe quien ostentará la candidatura, porque la alcaldesa Alfa González ya les lleva 3 años de trabajo.

Ramírez reiteró que ahora están mejor organizados que en 2021 y que tendrán más de mil 500 promotores del Bienestar, que con la veda electoral se van a quitar el chaleco guinda y van a trabajar todo el día para los candidatos de Morena, con horas extras, porque van a recibir un incentivo económico por fuera. En “cash”, pues. ¿Será que esas reuniones ‘container’ de sombra ayudarán a la unidad de Morena? Lo veremos.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *