Lun. Jul 15th, 2024
La principal evidencia de que con la salida de Claudia Sheinbaum de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se agudizó la crisis de falta de diálogo y concertación política, es que hoy cumple 15 días un plantón en el salón de usos múltiples de la mismísima Secretaría de Gobierno.
La principal evidencia de que con la salida de Claudia Sheinbaum de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se agudizó la crisis de falta de diálogo y concertación política, es que hoy cumple 15 días un plantón en el salón de usos múltiples de la mismísima Secretaría de Gobierno.

Mensaje Político

Alejandro Lelo de Larrea


La principal evidencia de que con la salida de Claudia Sheinbaum de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México se agudizó la crisis de falta de diálogo y concertación política, es que hoy cumple 15 días un plantón en el salón de usos múltiples de la mismísima Secretaría de Gobierno que comandaba Martí Batres, hoy titular del Ejecutivo local, quien solo administra los conflictos y no los resuelve.

Al menos hay otros dos problemas políticos que han desquiciado la ciudad en los últimos días. El de los trabajadores de la salud del Gobierno de la CDMX, quienes el viernes pasado bloquearon 10 calles importantes de la capital para exigir un ajuste salarial y además que por les den una plaza en la Secretaría de Salud local, que llevan esperando más de una década.

Luego, el pasado lunes, vecinos de la colonia San Bartolo Ameyalco, en la zona de Álvaro Obregón, bloquearon la avenida del Puente de los Poetas porque el GCDMX no les ha resuelto su problemática de falta de agua, pues ya no les surten líquido ni por tandeo, y no les han cumplido la promesa de apoyarlos con pipas de agua. Batres sólo atinó a decir que se dialoga para resolver el problema, pero nada.

Quienes tomaron el salón de Secretaría de Gobierno son pequeños comerciantes que tienen –o tenían– sus negocios en la Avenida Tláhuac y que han sido afectados por el desplome de un tren de la Línea 12 del Metro, ocurrido desde el 3 de mayo de 2021, hace prácticamente 2 años y 2 meses. Esos empresarios son a los que Sheinbaum ninguneó en su último día como jefa de Gobierno, a pesar de que ya habían tomado ese salón de usos múltiples.

Los manifestantes son 205 comerciantes que conformaron la organización “Yo también soy víctima de la Línea 12”, y piden al GCDMX el resarcimiento del daño que les han causado, que consiste en el equivalente a 2 años de salario mínimo (400 pesos diarios), lo que suma 298 mil pesos. Batres ha administrado el conflicto y ofreció 96 mil pesos a cada comerciante. Luego, aseguró que ya habían cobrado 60 de ellos, lo cual es falso, porque sólo tienen la promesa de pago, que todavía dudan si les caerá la próxima semana. De esos 60, nos cuentan, la mayoría ni son de esa organización. Este asunto ya llegó a la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX, que emitió una medida precautoria de enviar un visitador que acompañe a los comerciantes.

Otra vez en el caso de los trabajadores de la salud, el gobierno de Batres eludió su responsabilidad, pues la titular de la Secretaría de Salud, Oliva López, dijo que la “basificación” que solicitan será efectuada por el IMSS-Bienestar (instancia federal) y sólo será para 4 mil empleados (son 6 mil los que lo piden), y podría concretarse en aproximadamente 2 meses. Ayer, personal médico del Reclusorio Oriente bloqueó avenida Periférico por esta situación.

También en seguridad ciudadana, si no hay crisis, sí hechos de alto impacto social, aunque de ese sector el responsable es el jefe de la policía, Omar García Harfuch. Ha habido balaceras con muertos en Azcapotzalco, Tlalpan, Cuauhtémoc; en dos de los casos presuntamente las víctimas acaecieron en intentos de asalto. Luego, el aparatoso atraco el lunes en Plaza Antara, en la Miguel Hidalgo.

Como que ya va siendo tiempo que Batres cierre conflictos y no sólo se quede en administrarlos. De seguir así, se le van a acumular con el riesgo latente de que se desborde alguno. Lo veremos.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *